Modificaciones

  1. Se permite expresamente al SII allanarse al reclamo tributario.
  2. Se elimina la inadmisibilidad probatoria.
  3. Se permite a los tribunales llamar a las partes a una audiencia de conciliación en cualquier estado de tramitación del reclamo en primera instancia.
  4. Se permite la interposición del recurso de casación en la forma en contra de la sentencia definitiva de primera instancia, regulándose específicamente las causales de procedencia. Este recurso es conocido por la Corte de Apelaciones correspondiente.
  5. Se establece la obligación de los Tribunales Tributarios y Aduaneros de publicar las sentencias definitivas de primera instancia.